You are here

PopDigest

Abordando las desigualdades de salud en Europa

El gran potencial del estudio de las tasas de mortalidad y las causas de defunción para la prevención y la mejora de la salud
Copyright: andilevkin - Fotolia.com

Algunos países europeos, principalmente los nuevos Estados miembros de la UE, cuentan con tasas de mortalidad más elevadas. Esta diferencia entre los ‘antiguos’ y los ‘nuevos’ Estados miembros es aún mayor cuando se consideran las defunciones previas a los 65 años. El estudio realizado por  Luc Bonneux, Corina Huisman y Joop de Beer, del  Netherlands Interdisciplinary Demographic Institute (NIDI), explora los factores determinantes de las desigualdades en materia de salud y evalúa el potencial de prevención y mejora en la Unión Europea.

Las estadísticas de población del periodo 2002-2004 muestran que las mujeres viven más tiempo que los hombres en la mayoría de los países europeos. Los autores encuentran que en los 27 Estados miembros en la Unión Europea (UE27) y en Islandia, Noruega y Suiza (miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio, AELC), una niña recién nacida tiene de media una esperanza de vida de 81,3 años, mientras que la de un niño es de 75,1 años. Las diferencias en la esperanza de vida y las tasas de mortalidad entre los países son igualmente sorprendentes: en las nuevas economías, principalmente las antiguas economías socialistas que se incorporaron a la UE después del 2004, las personas viven de media alrededor de 5 años menos que en los 15 Estados miembros más antiguos (EU15). Las personas más longevas en promedio son las de Suiza, Islandia e Italia y las esperanzas de vida más bajas corresponden a Bulgaria, Rumania o Letonia, con grandes diferencias entre hombres y mujeres (Figura 1).

 

Figura 1: Índice de dependencia de mayores y coeficiente de dependencia por discapacidad de adultos en el Reino Unido
Nota: CDDA -Coeficiente de dependencia por discapacidad de adultos, ID -Índice de dependencia de mayores, EDDS -European Demographic Datasheet, NU -Naciones Unidas.

 

El significado de la muerte antes de los 65 años

A partir de estos resultados, Bonneux, Huisman y de Beer utilizan las diferencias en la esperanza de vida como indicadores de la salud general de la población nacional. Para ello se centran en las defunciones que se producen antes de los 65 años, donde, en la mayoría de los casos, se puede identificar un único factor o condición previa como la causa de muerte. A edades más avanzadas coexisten frecuentemente múltiples enfermedades y no puede distinguirse claramente una sola causa de muerte. Este estudio muestra que en los países de la UE27 alrededor de dos tercios de las muertes prematuras se producen por tres causas principales: el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las causas externas, como lesiones o envenenamiento. Estas muertes prematuras representan el 30% de la diferencia entre la esperanza de vida femenina de los nuevos y los antiguos Estados miembros europeos, y hasta un 60% de la diferencia observada entre los hombres.

 

Los factores de salud que dividen Europa

Analizando más a fondo las diferencias entre países, los autores encuentran que los accidentes cerebrovasculares, los ataques isquémicos y otras enfermedades cardíacas y digestivas afectan de forma similar a mujeres y hombres, pero producen una mayor mortalidad en los nuevos Estados miembros que en los antiguos países de la UE. También encuentran que la mortalidad por causas externas, como los accidentes de tráfico, es más frecuente entre la población masculina y que, además, existe una gran desigualdad en las defunciones ocasionadas por el cáncer entre los nuevos y los antiguos Estados miembros.

 

El potencial de la prevención

Sorprendentemente, muchas de las causas de defunción señaladas se encuentran fuertemente relacionadas con factores que pueden evitarse, como  fumar, beber alcohol, llevar una dieta poco saludable y un estilo de vida sedentario, así como la presencia de carreteras inseguras o programas de chequeo insuficientes (para prevenir o evitar, por ejemplo, diferentes tipos de cáncer), que acortan considerablemente las vidas en los nuevos Estados miembros. En este sentido, durante el camino hacia la unificación de Europa, se debería homogenizar el estado de salud de la población y, para ello, resulta esencial contar con datos fiables y buenos análisis. Los resultados de este estudio muestran que aún queda mucho por hacer. Según los autores: “en Europa las desigualdades de salud se deben a las causas tradicionales: el consumo de tabaco, el consumo excesivo de alcohol, las lesiones y los suicidios, y las deficiencias en el acceso a los servicios sanitarios”.

Los autores concluyen que si los nuevos países de la UE se esfuerzan en abordar las muertes prematuras que se producen antes de los 65 años, podrían alargar la media de la esperanza de vida de aproximadamente 4 años para los hombres y de 1,5 años para las mujeres. Los cambios en el estilo de vida y en los programas de prevención ofrecen un grande potencial para reducir las desigualdades de salud en Europa.

 

 

Please note that only the English version is citable as this is the version that has been approved by the author(s). Please cite the PopDigest as: Frosch, Katharina, and Schaar, Katrin (2012): Tackling Europe's Health Divide: A study on the death rate and causes of death reveals large potential for prevention and improved health in the European Union. PopDigest 21. Berlin: Population Europe. Available at: http://population-europe.eu/pop-digest/tackling-europes-health-divide. (Date of Access)

This Population Digest has been published with financial support from the Progress Programme of the European Union in the framework of the project “Supporting a Partnership for Enhancing Europe’s Capacity to Tackle Demographic and Societal Change”.

Author(s) of the original publication: 
Writer: 
Katharina Frosch, Katrin Schaar