You are here

PopDigest

Lampedusa no cuenta toda la historia

Los migrantes subsaharianos siguen siendo una minoría en Europa
Copyright: Mischa Krumm - Fotolia

Cada vez que un nuevo barco con refugiados africanos llega a las costas de Lampedusa o de las Islas Canarias se produce una nueva ola de debates en los medios de comunicación sobre la migración de África hacia Europa. Muchos países han incluso creado nuevas medidas políticas para responder a la masa de migrantes que esperan ver llegar. Pero, tal y como muestra la investigación llevada a cabo por David Lessault y Cris Beauchemin, los números reales de los migrantes desde África subsahariana son mucho menores de lo que el debate público a veces sugiere.

 

Los nuevos países receptores,  Italia y España

Los investigadores analizan los datos existentes sobre migración de países subsaharianos a Europa. Incluso en España e Italia, los principales países de destino, su número sigue siendo bajo, representando menos del 4% de la población inmigrante en España y menos del 8% en Italia. En ambos países, los inmigrantes procedentes de Europa, de África del Norte, de Latinoamérica (en España) o de Asia (en Italia) sobrepasan a aquéllos procedentes de los países subsaharianos (ver Tabla 1).

Tabla 1: La población inmigrante en España e Italia por región de nacimiento, 2006.

 

Históricamente, Francia e Inglaterra han sido países receptores de migrantes del África occidental y oriental. Pero incluso en estos países, apuntan Lessault y Beauchemin, la proporción de población subsahariana sobre el total de inmigrantes es relativamente baja. De acuerdo con los datos de Francia, en 2004 los subsaharianos representaban el 12% del total de población inmigrante, mientras que había tres veces más inmigrantes provenientes de Europa o de África del Norte.

Gráfico 1: La población inmigrante en Francia por región de origen, 2004.

 

De acuerdo con los investigadores, la percepción del aumento de este grupo migratorio en Europa puede deberse a que en pasado era prácticamente inexistente. En Francia había tan sólo 20.000 inmigrantes subsaharianos que figuraban en el censo del 1962, mientras que en otros países Europeos el número era aún más bajo. En 2004 dicho valor alcanzó las 570.000 personas, menos del 1% del total de la población francesa.

 

El impacto de la migración indocumentada

Uno de los grandes debates en la esfera pública y política viene de una imagen distorsionada, ya que los migrantes indocumentados escapan a las estadísticas. De acuerdo con Lessault y Beauchemin esto es sólo parcialmente cierto. Para empezar, los inmigrantes que llegaron originalmente sin documentos válidos, con el tiempo han pasado a residir en el país legalmente. Esto ha sucedido gracias a la adopción de medidas como el programa de regularización de Francia en 1997/98 o programas similares adoptados en España e Italia. En estos últimos países, los datos sobre dichos programas también muestran bajas proporciones de personas provenientes de países subsaharianos: en Italia la proporción de subsaharianos en programas de regularización decreció del 14% en el 1998 al 5% en el 2002, y en España del 14% al 7% en 2001.

Por supuesto, no todos los inmigrantes indocumentados solicitan la regularización y no todas las solicitudes tienen éxito. Utilizando las cifras del programa francés, los investigadores asumen que, considerando las 42.000 solicitudes presentadas por migrantes subsaharianos, un número similar podría no haber solicitado la regularización. Aún sumando estas cifras a los individuos contados en el censo del 1999, la proporción de subsaharianos no aumenta significativamente: pasa de representar el 9% del total de la población inmigrante a menos del 11%.

 

La mayoría de los migrantes africanos se quedan en el continente

Los investigadores concluyen que incluso incluyendo los casos de los inmigrantes indocumentados, la migración desde países subsaharianos es reciente y de baja intensidad. El motivo principal es que pocas personas de esa región emigran desde África. Incluso muchos de los refugiados de los conflictos de la región tienden a quedarse en el continente africano.

De acuerdo con una compilación de datos censales usados por Lessault y Beauchemin, menos de 1 entre cada 100 personas (0,9%) nacidas en la zona y con más de 25 años había vivido en un país de la OCDE en el año 2000.  Es decir, trece veces menor que la proporción de inmigrantes subsaharianos que viven en América central (11,9%). Además, el debate público y político ignora que una parte importante de los pocos subsaharianos que vienen a Europa se quedan tan sólo durante un periodo de tiempo limitado.

 

 

Please note that only the English version is citable as this is the version that has been approved by the author(s). Please cite the PopDigest as: Matthiesen, Sigrun (2011): Lampedusa does not Tell the Full Story: Migrants from sub-Saharan Africa are still a small minority in Europe. PopDigest 10. Berlin: Population Europe. Available at: http://population-europe.eu/pop-digest/lampedusa-does-not-tell-full-story. (Date of Access)

This Population Digest has been published with financial support from the Progress Programme of the European Union in the framework of the project “Supporting a Partnership for Enhancing Europe’s Capacity to Tackle Demographic and Societal Change”.

Author(s) of the original publication: 
Writer: 
Sigrun Matthiesen